Como conseguir tus objetivos


Los consejos para conseguir tus objetivos personales sin desistir en el intento. Si sigues estos trucos conseguirás en el nuevo año todos tus propósitos. ¡A por ellos!

Antes de nada quería disculparme por no haber escrito los dos últimos domingos. Tenía un montón de cosas programadas para hacer en el blog, pero mi ordenador murió. Por lo que ese tiempo que iba a invertir en el blog se lo ha llevado la búsqueda de mi nuevo ordenador y la configuración de todo para poder trabajar a gusto.

Nota: Si queréis saber el ordenador que adquirí lo podéis ver aquí. Espero haceros una unboxing y review sobre este ordenador dentro de poco.

La realidad es que hasta que no tuviera el ordenador completamente configurado y funcionando no podía concentrarme en el blog ni otros menesteres. Estoy segura que lo entendéis.

Aunque suena a topicazo este post, creo que es muy interesante y os quiero animar a todos a que comencéis el año con nuevos propósitos y los podáis cumplir. Para ello, os voy a dar una serie de consejos que a mí siempre me han funcionado y me han ayudado a alcanzar los objetivos que he me ido proponiendo.

exito

Lista con 5 propósitos

Hacer una lista con las metas para el nuevo año, entre 3 y 5 propósitos puede estar bien. Por más que nos pongamos objetivos si no los cumplimos no sirven para nada, mejor ser realistas y poner pocos y cumplirlos que muchos y desanimarnos. Ya que, a lo largo del año podemos añadir nuevos según vayamos cumpliendo algunos.

Tipos de propósitos

Las mejoras para el nuevo año pueden ser de muy diversa índole. Podemos proponernos mejorar nuestro carácter y la relación con los demás. Por ejemplo, intentando ser más pacientes con los que nos rodean o intentar tomarnos las cosas con más calma para que nuestro día a día sea menos estresante.

Ser más positivos en general, podría ser un excelente objetivo para el comienzo de año. Todas las situaciones tienen cosas buenas, el saber verlas y sacarle partido puede ser una virtud muy beneficiosa a alcanzar en el nuevo año.

Con lo que respecta al cuidado personal, podemos ponernos como meta, ser constantes en la aplicación de cremas faciales todas las mañanas o noches y/o aplicarnos lociones corporales después de la ducha.

Para nuestra salud, podríamos proponernos comer menos sal y azúcar o realizar algo de ejercicio. Otros objetivos serían ingerir menos alcohol o café y tomar más agua.

Con respecto a nuestra salud, sería otro buen propósito proponerse intentar mantener posturas correctas en nuestro trabajo y a la hora de mover bultos pesados.

No podemos olvidar los propósitos relacionados con el aprendizaje, un nuevo idioma, tocar un instrumento, baile… Cualquier afición que deseemos retomar.

 

Planificación para la realización de nuestro objetivo

  • Tiempo de planificación: ir empezando poco a poco con nuestro propósito y luego ir aumentándolo. A veces menos es más.
  • Medios necesarios para conseguirlo: trazar un plan para conseguirlo, analizar los medios a nuestro alcance tanto materiales como inmateriales para conseguir nuestro objetivo y utilizarlos.
  • Introducir el objetivo en nuestra rutina diaria y dedicarle tiempo en nuestros horarios.

planificacion

Tiempo de planificación

Una vez tengamos nuestra lista de propósitos debemos planificar en cuanto tiempo queremos conseguirlos. Por ejemplo, si queremos dejar de tomar sal en los alimentos no es una buena idea dejar de repente de tomar sal en todo, ya que nos sabrá insípido y seremos incapaces de mantener el propósito.

Es interesante que planifiquemos la reducción de sal en 6 meses e ir poco a poco echando menos sal a las comidas y seguramente habremos alcanzado nuestro objetivo sin apenas darnos cuenta.

 

Utilización de los medios necesarios

Si lo que queremos es intentar beber más agua a lo largo del día, sería interesante proponernos alcanzar el objetivo durante 3 semanas. Por ejemplo, beber medio litro de agua a lo largo de la primera semana, la semana siguiente un litro y la tercera semana litro y medio. Esto sería la planificación explicada en el punto anterior.

Lo que suele ocurrir muchas veces es que se nos olvida, por ello es importante utilizar aplicaciones para el móvil que nos recuerden el beber agua o simples alarmas del reloj cada hora para recordarnos tomar líquidos.

Las alarmas serían el medio utilizado para conseguir nuestro objetivo. En este caso, son medios materiales pero en otros objetivos pueden ser inmateriales como personas o profesionales.

tiempo

Asignarle un lugar en nuestra rutina

Si continuamos con nuestro propósito de beber más agua, sería interesante que todas las mañanas al despertarnos tomemos un vaso de agua a temperatura ambiente, que hemos dejado preparado cerca de la cama. Al verlo nos acordaremos y comenzaremos el día cumpliendo nuestros objetivos.

Si nuestro propósito es comenzar a realizar ejercicio, podemos empezar como meta intentando ir a caminar un día a la semana. Organizar nuestra agenda para poder dedicarle un poco de tiempo a esta actividad es la clave para alcanzar el éxito. No tenemos que proponernos ir todos los días a caminar 1 hora, ya que si no tenemos costumbre nos costará mucho y no lo lograremos. Es mejor, proponernos ir a caminar un día a la semana y tomarlo como rutina para luego ir ampliando dicho objetivo según nos vayamos sintiendo cómodos.

Lograr propósitos sin gastar dinero

Ya sea tocar un instrumento, hacer más ejercicio, aprender un idioma… sea cual sea tu objetivo, no es necesario hacer una gran inversión de dinero, incluso en algunos casos ninguna.

Lo primero que nos viene a la cabeza si queremos empezar a tocar la guitarra es comprarnos la guitarra y apuntarnos a clases. ERROR, si ni siquiera tienes esa afición empezar a realizar esa gran inversión no es una buena idea. Una buena opción, es pedir prestada una guitarra y comenzar con cursos on-line gratuitos para adquirir las nociones básicas. Si no conoces a nadie que te la preste, en el mercado de segunda mano se pueden encontrar muchas que seguro te podrían vale para comenzar.

Una vez que hayamos conseguido incorporar a nuestra rutina diaria esta afición, pasados unos meses si hemos sido constantes, es el momento de invertir y mejorar, si no nos es suficiente con los recursos que tenemos. Ya que, si lo hacemos al principio y encima no continuamos nuestra afición habremos perdido dinero y nos sentiremos mucho peor. De este modo, si pasados unos meses nos damos cuenta que no hemos tocado la guitarra prestada más que dos días, la podremos devolver a nuestro amigo y borrar este propósito e intentar otro nuevo.

money

Si queremos aprender un idioma, podemos comenzar escuchando audiolibros, hablando en este idioma con conocidos, viendo series, leyendo periódicos y revistas… Cualquier forma de tener contacto con el idioma sin que sea una academia bajo pago puede ser útil para comenzar.

Si uno de nuestros propósitos es estar en forma, no tenemos que apuntarnos a un gimnasio, hay videos en YouTube que nos pueden ayudar con este propósito o simplemente caminar a paso rápido y algunos ejercicios complementarios pueden ser suficientes.

Hay muchas opciones para comenzar un afición que no implican invertir dinero, es mejor empezar por ellas hasta crear nuestra rutina.

¿Qué pasa si fracaso?

Nada. No pasa absolutamente nada. No tenemos que desanimarnos ni dar todo por perdido. Es normal no alcanzar muestras metas a la primera y que nos cuesten. Por no decir, que siempre hay momentos en nuestra vida con altibajos. Por ello, sólo hay que aprender de los errores. Analizar por qué no hemos conseguido el objetivo y replanificarlo. Tal vez, era muy ambicioso, realmente no te motivaba o no era el momento más adecuado para planteártelo.

Lo importante es no darse por vencido y continuar con el resto de objetivos y aprender para futuras ocasiones.

El hecho de ponerse propósitos no implica necesariamente cumplirlos, esto es, si nos damos cuenta que el objetivo propuesto no nos llena o no nos apetece realizarlo podemos borrarlo y ponernos otro. Pero, lo que no está permitido es rendirse por miedo, el qué dirán o cualquier otro convencionalismo adquirido.

logro

No importa la edad que tengas o lo que desees hacer, si es lo que te apetece hazlo. Hay que aprender a dejar de lado la opinión de los demás (ellos no van a vivir tu vida) y cumple tu objetivo. No se puede tener miedo a las críticas ya que siempre habrá gente que nos critique por todo, hagas o no lo que quieras, por ello esas personas no te tienen que frenar.

Nadie es perfecto y todos tenemos cosas por mejorar o hacer mejor pero no pasa nada también hay que saber relajarse y mirar la vida sin presiones para poder disfrutarla.

TIPS – Poner la lista de propósitos en la caja de cereales o cualquier lugar donde sepamos que vamos a verlos, para recordarlos todas las mañanas.
– Trazas un plan => dividir todo en pequeños subplanes => coger hábito => no olvidarlo => no rendirse

Deja un comentario